català | castellano | english Vhir
    Vhir
Col·labora




Vivencias

Vivencias




“Conocer los síntomas del cáncer de ovario es muy importante para detectarlo a tiempo”

Desde hacía un año había días en que no me encontraba bien, tenía vómitos, sensación de flato al caminar y la barriga hinchada. No fué hasta un año más tarde, en octubre de 2013, cuando el médico decidió hacerme la ecografía y fué entonces cuando me detectaron un tumor de ovario bastante grande. Hasta ese momento no tenía ni idea de los síntomas de ese cáncer. Conocía los del cáncer de mama, pero del de ovario apenas había oído nada...A pesar de ello me lo tomé muy bien y no me asusté, aunque mi familia sí.

 

En Vall d'Hebron fué todo muy rápido: en un mes me operaron y la recuperación fué buena. Y creo que en buena medida todo fué tan bien porque fuí fuerte, positiva y confié plenamente en el equipo de médicos y enfermeras que me atendieron.

 

Cuando se pasa por algo parecido tienes que colaborar al máximo, con lo que se pueda, porque no podemos esperar que el Estado nos lo dé todo hecho, especialmente ahora con los recortes. Por ello y para contribuir a la investigación en esta enfermedad y para ayudar a las afectadas empecé a colaborar aquí mismo, cuando estaba hospitalizada en Vall d'Hebron.


Carme



“Desde la pérdida a la esperanza y a la acción”

Nuestros hijos nacieron con una enfermedad rara: una IDP o Inmunodeficiencia Primaria. Juan murió por causa de esta enfermedad, él nunca fué diagnosticado. Las IDPs son sencillas de diagnosticar pero lo difícil es sospecharlas. Un diagnóstico precoz es fundamental para evitar secuelas y salvar vidas. Didac fué diagnosticado a los seis meses de edad en el hospital Vall d'Hebrón de Barcelona y está siendo tratado allí.

 

La investigación en IDPs ha avanzado mucho, pero queda mucho camino por recorrer.

Un día, decidimos que ese camino también teniamos que hacerlo nosotros tres.

 

Hemos comenzado un fantástico ‘viaje’ para intentar recaudar fondos para la investigación y para dar difusión de las Inmunodeficiencias Primarias. En este viaje no estamos solos, nos acompañan familiares, amigos, conocidos y también personas anónimas, que invierten su tiempo y talento en ayudar a Didac en su campaña a favor de la investigación de las IDPs.

 

Queremos dejar testimonio de nuestro viaje con ‘sabor a futuro’ y agradecer el apoyo y la confianza de muchos.

 

Lee aquí la carta íntegra de la madre de Didac

Mira aquí el vídeo de los padres de Didac


Julia e Ivan (padres de Didac)



“Quiero animar a la gente para que se involucre y ayude”

En enero de 2013 me dieron el diagnóstico: cáncer de hígado y necesito un trasplante. Sabía que algo tenía, porque hacía un año que no me encontraba bien. Soy atleta profesional y cada vez me costaba más competir. Pero jamás imaginé esto ...

 

Nunca piensas que puedas tener un cáncer, que te está pasando a ti que eres persona sana y deportista. Pero me ha pasado y como dicen los que pasan por esto, valoras más la vida y la necesidad de ayudar a los demás. Por eso ahora he impulsado la carrera solidaria por el trasplante Nick Festes d'Horta 2013.

 

Con esta iniciativa quiero ayudar a la investigación que se hace en Vall d'Hebron, donde me atienden grandes profesionales como el Dr. Genescà, el Dr. Charco y la Dra. Bilbao. Quiero animar a la gente para que se involucre y ayude, no solo por mí, sino por todos los que lo necesitarán y los que están mucho peor que yo. Con esta carrera quiero también resaltar la importancia de donar órganos, para poder dar vida a todos los que como yo estamos en la lista de espera para volver a empezar.


Mª José



“Nuestra hija volvió a nacer y nosotros con ella”

El 2 de noviembre de 2011, en la ecografía de control del embarazo, nos diagnosticaron que nuestra futura hija nacería con un mielomeningocele muy grave. Las lesiones y secuelas que tendría la niña, a nivel motor y cerebral, la convertirían en lo más parecido a un estado vegetal.

 

Horas después, nos enteramos por los medios de comunicación que en el Hospital Vall d'Hebron habían operado con éxito un caso parecido. Nos pusimos en contacto con los médicos especialistas de espina bífida y tras concertar una cita con ellos, decidimos aprovechar la oportunidad que nos ofrecieron.

 

Un año después de nacer, Mariam, nuestra hija, no tiene ninguna lesión cerebral, mueve las piernas hasta las rodillas y no puede aún mover los tobillos. Conscientes de la lesión que padecía, nunca imaginamos estos resultados. Reiteramos nuestro agradecimiento al hospital y en particular a los cirujanos e investigadores de la unidad de Espina Bífida. La investigación de Vall d'Hebron nos ha dado la oportunidad de mejorar la calidad de vida de nuestra hija de una forma tan significativa!


José Manuel y Rajae (padres de Mariam)


Listado del 1 al 4: Coincidencias: 4

Página: 



Colabora




Nota Legal Política de cookies Mapa Web Síguenos en: Twitter Facebook Youtube RSS


© Hospital Universitari Vall d'Hebron/Institut de Recerca